Fandom

Wiki Once Upon a Time

Reina Malvada (Suero)

647páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Reina Malvada
Reina Malvada Suero.png
Personaje del Suero
Información biográfica
Estado: Viva
Hogar: Reino del Deseo

Storybrooke (anteriormente)

Descripción física
Especie: Humano

Serpiente (anteriormente)

Género: Femenino
Color de pelo: Negro
Color de ojos: Marrones
Relaciones
Información de la serie
Intrepretado por: Lana Parrilla
Primera apararición: "An Untold Story"
Última aparición: "Page 23"

La Reina Malvada es una personaje de la serie Once Upon a Time. Debuta en el vigésimo tercer episodio de la quinta temporada. Ella es interpretada por la miembro del reparto Lana Parrilla.

HistoriaEditar

Después de la Tercera MaldiciónEditar

Con los años, Regina ha luchado contra su oscuridad, intentando no volver a caer en los viejos hábitos de la Reina Malvada, especialmente después de perder nuevamente otro amor, Robin Hood. Eventualmente, Regina tiene el deseo de eliminar a la Reina Malvada de su interior, así que Nieve y Emma la ayudan a hacerlo, utilizando el suero que el Dr. Jekyll creó para separarse del Sr. Hyde. Usando el suero, Regina se separa de la Reina Malvada, que emerge en un cuerpo separado. Antes de que la Reina intentara atacar a su otra parte, Emma bloquea sus brazos con cadenas, dándole la oportunidad a Regina de destruirla. A continuación, la Reina se burla de ella diciendo que es débil e incapaz de destruirla, porque la necesita. Reuniendo fuerzas, Regina le arranca el corazón y lo aplasta, produciendo que su versión malvada se conviertiera en polvo y se disperse. Aparentemente muerta, Regina es libre de una nueva vida sin su yo oscuro.

Poco tiempo después, los restos de la Reina Malvada viajan con el viento y se reforman en la tienda del Dragón, donde confirma que se acerca una batalla entre ella y Regina, y aunque ha ganado la batalla, ella ganara la guerra. Luego de arrancar el corazón del Dragón, ella comenta fríamente que la Reina ha vuelto.

Más tarde, la Reina Malvada va a Storybrooke, donde espera la llegada de Zelena a su casa. La Reina tiene preparada unos martinis y habla irónicamente de como Zelena deseaba una hermana y obtuvo la incorrecta. Entonces, la Reina le dice que deben tener una charla entre hermanas.

Acompañada de Zelena, la Reina se dirige a la bóveda de Regina, que está sellada con magia de sangre. Aunque Zelena no está segura de confiar en ella o no, la Reina sabe que no la delatara. Dentro de la bóveda, la Reina reúne los ingredientes necesarios para promulgar un hechizo de protección en la línea de la ciudad, la misma que uso Regina durante la primera maldición. Después de lanzar el hechizo, ella toma posesión del corazón de Edmond. Más tarde, la Reina entra en la tienda del Sr. Gold para robar una moneda que un joven David le había dado a su padre en el pasado. Sabiendo que tiene planes para causar problemas en la ciudad, Gold le ofrece la moneda a cambio de que no involucre a Bella o a su hijo por nacer. La Reina está de acuerdo y trata de seducirlo, sugiriendo que nunca llegaron a desarrollar una historia juntos. Sin embargo, Gold no está interesado, pero ella predice que la buscara cuando se canse de esperar a Bella. Para obligar a Regina a ver que no puede deshacerse de su propia oscuridad, la Reina debilita los poderes de Regina y obliga a Edmond ir tras David y Nieve. Regina pierde en su duelo contra Edmond y, sin otro remedio, ella lo mata. La Reina sugiere que la oscuridad que despertó en ella crecerá y cuando las historias no contadas de David y Nieve salgan a jugar, su familia se destruirá. Esa noche, la Reina le deja la moneda a David, para que la encuentra y le pregunta si la muerte de su padre fue realmente un accidente. Más tarde, en la casa de campo, ella calma a la bebé Robin con un sonajero que Cora usaba con ella de niña. La Reina le da el sonajero como agradecimiento por no contarle a Regina y acepta no volver a dudar de ella. La Reina insiste en que ella misma es la hermana que Zelena debería tener, ya que ambas quieren lo mismo, y Regina no es lo suficientemente oscura.

Después de obtener información de los visitantes de la Tierra de las Historias sin Contar al proporcionarle comida y comodidad al Sr. Hyde en su celda, la Reina usa una de esas historias para evitar que Emma salve a una persona. Entonces, ella ayuda a la señora Tremaine a buscar al amado de su hija Clorinda, Jacob, para asesinarlo. Más tarde, la Reina aparece ante Emma, Garfio y Henry cuando Emma es incapaz de lanzar un hechizo para localizar a Ashley, que busca reunir a Clorinda y Jacob. Cuando Henry niega que la Reina es su madre, ella recuerda todo lo que hacían mientras crecía, aunque ella y Regina ahora están separadas. Incluso le da consejos a Henry sobre una buena postura y recuerda que Emma fue la madre que nunca estuvo para él. Emma tiene errores del pasado, pero ella toma el comentario de la Reina como prueba de que es la peor parte de Regina. En respuesta, ella dice que es la más fuerte, ya que Regina nunca tuvo su final feliz porque no permitió que su historia siguiera, así que hará exactamente lo contrario. Después de implicar que la historia de Ashley no terminará bien porque Emma no será capaz de salvarla, la Reina teletransporta a Emma, Garfio y Henry a un claro en el bosque, alejándola de Ashley. Más tarde, después de que el trió logra rescatar a Ashley y Clorinda, la Reina se queja con Hyde sobre como la Salvadora a pesar de todo logro ganar. Sin embargo, ella ahora esta preocupa por Jekyll, que busca una manera de deshacerse de ella. Hyde logra convencerla de que lo deje ayudar, así que le quita sus cadenas y ambos salen de la celda juntos.

La Reina acompaña a Hyde a recuperar el collar de Mary de la casa de empeño, donde el Sr. Gold intentó sin éxito ahorcar a muerte a Hyde. Ella reafirma que no puede lastimar a Bella, pero Hyde implica que él no tiene el mismo trato. Después, la Reina coloca un Hechizo Localizador en el collar, antes de que Hyde lo plantara en el cuarto de Jekyll. Una vez que el doctor lo tiene, el hechizo permite que la Reina y Hyde lo rastreen hasta su laboratorio. Doc y Leroy, que estaban sirviendo de guardianes, se preparan para pelear, pero la Reina duerme a los enanos. Hyde no solamente destruye el suero recreado sino que también cambia el suero oculto de Jekyll con un señuelo.

En algún momento antes de la desaparición de Hyde, la Reina aprende de él que el Oráculo le mostró a Emma una visión de su propio futuro. Ella le pregunta al Oráculo por información, pero, cuando la chica se niega, la Reina la envenena con veneno de víboras de Agrabah. Entonces, ella busca a Archie, que ha estado dándole terapia a Emma, para saber la verdad. Al negarse, la Reina se disfraza como él mientras que Zelena mantiene a Archie como rehén. Como Archie, la Reina intenta convencer a Emma de venir a otra sección, pero Emma explica que está ocupada buscando a otro salvador, Aladdín, que puede estar vivo. Emma afirma que si Aladdín está vivo, entonces su visión de muerte puede ser prevenida. Con este conocimiento, la Reina decide hacer que Emma le revele la verdad a su familia, así que “Archie” sigue a Emma al apartamento, donde insiste en que no puede seguir mintiéndole a su familia. Después de que Emma admite la verdad, “Archie” se marcha y regresa a ser la Reina, mientras escucha como la familia de Emma discuten la situación. La Reina regresa con Zelena y ambas van al spa, donde charlan sobre cómo ha cambiado el Sr. Gold desde su separación de Bella. Zelena pregunta si alguna vez ha tenido intimidad con el Sr. Gold, a lo que la Reina no responde y en cambio le hace la misma pregunta. La pelirroja lo niega, pero admite que lo intentó una vez cuando era “perversa”. La Reina señala que Zelena ya no abraza su lado más oscuro, solo porque los otros, incluyendo Regina, no lo aprecian. Preocupada porque su hija tal vez no la acepte si vuelve a ser malvada, la Reina la convence de que necesita enseñarle a Robin a aceptar su lado oscuro, recordándole su propio error al ocultar su maldad de Henry, siendo la razón por la cual nunca abrazo su verdadero yo. Al regresar, Zelena toma el consejo de su hermana y transforma a Archie en un grillo delante de su hija.

Fuera de la granja, Regina llama a la Reina para hacerle saber que falló al intentar separar a Emma y a su familia. Zelena llega para unirse a la confrontación, durante la cual la Reina sospecha de Regina, mientras Nieve y David entran a la casa a liberar a Archie. Cuando la bebé Robin comienza a llorar, Zelena entra para recuperar a su hija luego de que ellos logran sacar a Archie. La Reina lanza una bola de fuego contra la pareja, pero Regina se teletransporta y la detiene. Más tarde, la Reina empuja a Henry a encontrar las Tijeras del Destino, que Garfio escondió en el cobertizo de Emma, como prueba de que Garfio no se preocupa ni por él o Emma. El Sr. Gold visita a la Reina en la casa de campo, donde le habla de la lección que ha olvidado: nunca tomar lo que es suyo. Dándose cuenta de que se refiere a las tijeras, la Reina descubre que quiere cambiar el destino de Bella y su hijo no nacido, pero le dice que las tijeras se han ido ahora. Después de que Henry acepta a Garfio como parte de su familia y ambos lanzan las tijeras al mar, la Reina llama a una criatura marina, que le debe un favor, para recuperarlos. A continuación, ella encuentra al Sr. Gold en su casa de empeño y le recuerda la otra lección que le enseñó, que después de saber lo que desea ir con todo lo que tiene. Cuando le pregunta lo que desea y responde besándolo, el Sr. Gold toma eso como respuesta. Sin embargo, la Reina le devuelve las tijeras y afirma que lo que realmente anhela es el corazón de Blancanieves.

A cambio de las tijeras, el Sr. Gold le da a la Reina un frasco de agua de Aquerón, que ella piensa utilizar para destruir a los residentes de Storybrooke si Nieve y David no entregan sus corazones. La Reina se enfrenta a una Nieve dormida y la despierta transportándola de su cama al medio del bosque. Hablando del quinceavo cumpleaños de Nieves, el cual Nieve dijo que era su “día perfecto” después de que su padre le regaló un potro entrenado, la Reina declara que su antiguo deseo es tener su corazón, y tener el corazón de David será un bonus al ser la mitad del corazón de Nieve. Aunque Nieve afirma que ambos tienen un hechizo de protección, la Reina le da un vial, declarando que eso los obligará a cumplir. La Reina va con Zelena a hablar de su alianza con el Sr. Gold y niega que su relación sea más allá de la profesional. Para distraer a los villanos mientras buscan un árbol que puede derrotar a la Reina, Regina, fingiendo ser la Reina, envía una nota a Zelena pidiéndole que vaya a la casa de empeño. Debido a esto, Zelena interrumpe el encuentro amoroso entre la Reina y el Sr. Gold. Furiosa por el secreto y mentira de su hermana, Zelena discute hasta que la Reina se da cuenta que es una trampa. Entonces, la Reina encuentra a Nieve y David, después de encontrar el árbol joven, y ella lo rompe a la mitad, destruyendo su oportunidad de derrotarla. Más tarde, en el cementerio, la pareja le pide a Regina que quite su hechizo de protección, permitiéndole a la Reina ser capaz de rasgar sus corazones. A pesar de su deseo de aplastarlo, la Reina cree que es mejor que sientan lo que es estar solo. En respuesta, la Reina lanza una Maldición Durmiente en ambas mitades del corazón y se los devuelve a Nieve y David. Cuando Nieve cae bajo el sueño, la Reina la teletransporta lejos y ínsita a David a encontrarla y ver qué pasa.

Cuando Regina encanta un espejo con el fin de atrapar a la Reina dentro de ella, la Reina cambia en secreto el espejo mágico con uno falso. Después de ser atraída por Henry a la playa, Regina y Emma tratan de emboscarla con el espejo, solo para que la Reina los atrapara en su lugar. La Reina, disfrazada de Regina, regresa al apartamento para decirles a todos que el plan fue un éxito y que Emma se fue a Nueva York a buscar al Dragón. Para no levantar sospechas de Garfio, ella planta un mensaje de voz de Emma en su teléfono. Después de que la Reina ayuda a Henry a escoger una corbata para su cita con Violet, ella hace un trato con el Sr. Gold para obtener el martillo de Hefestos para su plan de ganar a su hijo. Ella ofrece una verdadera alianza con el Sr. Gold a cambio, que no acepta ni rechaza. Antes de que Henry se fuera del restaurante para ir al baile con Violet, él escucha algo en el espejo del pasillo, sin saber que son Emma y Regina que lo llamaban desde el otro lado del espejo. La Reina dirige su atención a ella y luego le da consejos sobre estar seguro frente a Violet. Sin embargo, cuando ella sugiere que cuide su postura, Henry se da cuenta que es la Reina. Henry le dice a Violet sobre su madre impostora, por lo que Violet da una excusa para que ambos se fueran sin levantar sospechas. La Reina encuentra a Henry tratando de comunicarse con sus madres en la bóveda, así que, usando el corazón del Dragón, ella obliga al hombre a convertirse en un dragón y ataque a Emma y Regina en el mundo de espejos. Con la esperanza de endurecer a su hijo forzándolo a tomar una elección difícil, ella le da el martillo, diciéndole que para salvar a Emma y Regina debía destruir el corazón del Dragón. En su lugar, Henry rompe el espejo justo cuando Emma y Regina atraen al Dragón para lanzar fuego en él, logrando que ambas mujeres volvieran con Henry. La Reina acusa a Regina de hacer a Henry suave, a lo que él responde que es fuerte por su familia y es algo que nunca tendrá. Garfio llega para amenazar a la Reina y ella se retira luego de profesar que solo quiere lo mejor para Henry. Después de que el Sr. Gold acepta el acuerdo anterior de estar en el mismo equipo, él le pide que mate a Zelena.

Mientras el Sr. Gold usa un Hechizo de Envejecimiento en una de las monjas como advertencia a los héroes, la Regina aparece para unirse, pero el Sr. Gold sigue presionándola para matar a Zelena, con la promesa de gobernar juntos si lo hace. La Reina no desea matar a su única pariente de sangre y se encuentra dudosa de su compromiso ya que piensa que aún espera a Bella. Sin embargo, él insiste en que Bella nunca lo aceptara como es y persuade a la Reina de matar a Zelena si desea tenerlo todo. Tentada, la Reina ataca a Zelena con magia, pero, antes de darle el golpe mortal, Regina usa su corazón para pararla. Aprentado su corazón, tanto Regina como la Reina siente el efecto, haciendo que la Reina confiese que el Sr. Gold hizo que ella eligiera entre él o su hermana, por lo que Regina le dice que es una promesa vacia y que segiria teniendo ese agujero en su corazón. La Reina se niega a creer hasta que confronta al Sr. Gold y descubre que no utilizó la poción en Bella. Ella se burla de él por retroceder ante la persuasión de Bella y dice que, con el tiempo, su esposa vera una vez más quien es y lo alejara de su hijo, dejándolo solo como cuando dejo a Baelfire. Después de ser expulsada de la casa de empeño por el Sr. Gold, la Reina roba en secreto la poción y envenena el té de Bella, con el fin de hacerle creer a Bella que fue el Sr. Gold. Más tarde, esa noche, cuando se regodea con el Sr. Gold, él promete hacerla pagar por sus acciones. Ella cree que no es capaz, a lo que el Sr. Gold le recuerda que juega a largo plazo y que ella es solo un peon. Antes de irse, la Reina le desea suerte encontrando a su hijo y le hace una broma sarcástica sobre como las hadas son madres maravillosas.

Cuando la Reina visita la tumba de Robin, Regina, Emma y Garfio se topan con ella camino a la bóveda. Ella le recuerda que, al igual que Regina, amaba a Robin, y que cree que perderlo fue lo mejor que les ha pasado, porque esto llevó a Regina a separarse. Una furiosa Regina se prepara para atacarla, solo para que la Reina le recuerde que la única manera de dañarla es lastimarse a sí misma. La Reina, al hacer un comentario a Emma sobre sus padres malditos, recibe un corte de la espada de Emma, la cual, extrañamente, solo afecta a la Reina y no a Regina. Cuando la Reina intenta curarse, Emma intenta golpearla de nuevo, obligándola a teletransportarse para evitarlo. El Sr. Gold disfruta del dilema actual de la Reina y, después de colocarle un brazalete de seguimiento, le advierte que si Emma falla en matarla él lo hará una vez que encuentre a su hijo. Tras robar la lámpara de genio de Jasmine, la Reina atrae a los héroes, teniendo a la princesa como rehén. Después de convocar a Aladdín, su primer deseo fue conceder el deseo de Emma de no haber sido nunca la Salvadora, siendo Emma enviada a otro lugar. En la oficina de la alcaldesa, la Reina hace que Aladdín le prepare una bebida, mientras habla abiertamente de explorar su relación, cosa que él rechaza rotundamente. La Reina intenta ofrecerle a Regina una bebida y comenta que le ha donde todo lo que una vez quiso, ya que Nieve esta maldita y Emma fuera de Storybrooke. En cambio, Regina recuerda que la Reina y ella son la misma persona y por la tanto también es dueña de la lámpara, así que usa el segundo deseo para ser enviada a dónde está Emma. Más tarde, la Reina tiene un enfrentamiento con David, donde él consigue la lámpara y desea que ella obtenga lo que merece. Sin embargo, no pasa nada, ya que la Reina cree que tiene todo lo que ha querido y empieza a asfixiar a David, hasta que se retira al aparecer Jasmine, Garfio y Henry. Mientras pasea por la ciudad, la Reina ve lo que parecía ser un portal en el restaurante, creyendo erróneamente que eran Regina y Emma. En su lugar, una figura encapuchada sale y arroja a la Reina con magia antes de convertirla en una serpiente dentro de una jaula. Ella es encontrando en ese estado por Leroy, que la lleva al apartamento Blanchard, donde David se complace en ver que su deseo parece haber tenido un efecto.

Mientras estaba atrapada en su forma de serpiente, la Reina Malvada es robada de David y Mary Margaret y traída a la línea de la ciudad por Zelena, que esperaba romper el hechizo de protección de la Reina Malvada para irse con ella y Robin de Locksley. Aunque su plan fracasa, la Reina escapa de su jaula y muerde a Robin, permitiéndose absorber un poco de la poción anti-mágica que Robin había derramado en su mano y así volver a su forma humana. Presentando como la doble de Regina, ella le ofrece ser su guía turística a través de Storybrooke y poder mostrarle lo que la ciudad le puede ofrecer.

Con la ayuda de Robin, la Reina recupera las Tijeras del Destino, que planea usar para romper su enlace con Regina. Además, ella roba la Varita del Aprendiz de la casa de empeño mientras el Sr. Gold estaba ausente. Antes de que Henry pudiera tomar la Pluma del Autor, la Reina la roba también, para evitar que Henry la borre de la existencia. Sin embargo, Henry niega que iba a hacerle eso y, en su lugar, él cree que ella tiene bondad dentro de ella, así como Regina tiene maldad en su interior. A pesar de que él señalo que ella quedo insatisfecha con vengarse de Nieves, la Reina cree que lo estará al terminar con Regina. Antes de irse, ella le pide a Henry que le de a Regina un papel, que era la foto del cuento de Regina y el original Robin, e insiste en que no importa lo que los demás digan, ella lo ama. En la ofician del alcalde, la Reina mantiene cautivo a Robin, usando unas cuerdas encantadas para mantenerlo atado a una silla. Robin trato de hacerle ver que sin importar lo que hagan ninguno de los dos pertenece a Storybrooke y piensa que tal vez él no estaba para salvar a Regina, sino para ayudar a la Reina en su lugar. Aun así, la Reina prosigue y envía a Robin de vuelta a su reino cuando Regina entra para salvarlo. Usando las tijeras, la Reina y Regina se separan para siempre y ambas tienen un duelo de espadas. Después de finalmente acorralar a su mitad y atarla a una pared, Regina declara ferozmente que no permitirá que le quite otra vez lo bueno en su vida y procede a arrancar el corazón de la Reina. Después de que la Reina dice que la odia, Regina comienza a aplastar el corazón, pero se detiene al recordar cuanto se odiaba a sí misma como la Reina Malvada. Debido a esto, Regina decide no matar a su mitad maligna. Entonces, Regina saca su propio corazón y permite que tanto su corazón como el de la Reina tengan las mismas cantidades de luz y oscuridad. Gracias a esto, una vez que Regina le devuelve su corazón, la Reina cambia dramáticamente por el amor que le entregó Regina. Deseando un nuevo comienzo, Henry usa la pluma para darle un lugar donde comenzar nuevamente, luego de que ella se disculpa con la personas que daño. La Reina es teletransportada al reino de Robin, donde lo dos se encuentran en una taberna y comparten bebidas.

CuriosidadesEditar

  • De acuerdo con Lana Parrilla, la Reina Malvada no tiene consciencia, ya que es pura maldad.
  • De acuerdo con Edward Kitsis, la Reina Malvada tiene todos los recuerdos de Regina y piensa que Regina ha fallado últimamente por volverse suave.

AparicionesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar